Contactenos

Nacional

Yerba Mate: el equilibrio entre plantar y producir

Qué procesos pasa la yerba mate hasta llegar a nuestras manos y cómo se protege a los trabajadores del sector.


Comandante Andresito es una ciudad de la provincia de Misiones, dedicada a la plantación, producción y comercialización de yerba mate; esa hoja verde que después llega a al mate, un símbolo de amistad que se multiplicó a uno por persona, debido a los cuidados en pandemia.

“Al mate tuvimos que empezar a tratarle como a un amigo, porque la pandemia nos hizo cambiar muchas cosas. El mate, que antes era símbolo de compartir en una ronda de amigos, cambió: sigue la ronda pero cada uno con su mate”, señaló el productor yerbatero de Andresito, Jonas Petterson.

Instituto Nacional de la Yerba Mate

En diálogo con radio Trend Topic, relató que el Instituto Nacional de la Yerba Mate “surge a raíz de una larga lucha de productores yerbateros, a fines de los ’90 y principios del 2000. Estábamos en una situación horrible, en la que un poco más y teníamos que pedir por favor que nos reciban en los secaderos; nos pagaban a cambio de combustible, mercadería y un pequeño porcentaje de dinero para seguir produciendo”.

“A raíz de eso, surgen movilizaciones de productores que se desencadenan en un gran tractorazo en la ciudad de Posadas. Así, surge la idea de generar una ley que proteja al productor yerbatero. Con el aporte de todos surgió la idea de crear un Instituto Nacional, porque somos dos provincias las que producimos yerba, Misiones y Corrientes. Tomamos como referencia al Instituto Vitivinícola”, completó.

El productor indicó que el INYM está conformado por un director en Misiones, otro en Corrientes y el presidente en l Nación; también cuenta con tres directores por la producción, dos por la cooperativa, dos por el sector industrial, uno por secadero y un representante de los trabajadores.

“Lo que le garantizamos al productor es un precio mínimo sostenible, con menos de eso no hay posibilidad de que pueda trabajar. A partir de ahí, ocurre una situación de mayor equilbrio en que la demanda hace a que los precios estén por encima del sugerido por el Instituto”, explicó. En ese sentido, agregó que se debe tener en cuenta que “la producción yerbatera lleva muchos años entre la plantación y la producción: es difícil sostener ese equilibrio si no hacemos las cosas de manera provisoria. Si plantamos hoy una planta de yerba, de acá a 4 años vamos a sacar el primer corte de las hojas, que es lo que se utiliza; eso hay que tener muy en cuenta a la hora de crear medidas”.

Además, comentó que, en este momento, el mayor exportador de la provincia es Siria. “Nuestro mayor exportador hoy es Siria. También se exporta a Europa y a Estados Unidos; ese consumo está apuntado a argentinos y a algunos consumidores que recién empiezan, pero el mayor consumidor de yerba mate argentina es Siria. Hoy ellos mismos vienen, están establecidos en Andresito. Elaboran acá y llevan la yerba mate molida a su país. Llevan una cantidad representativa para nosotros porque fue lo que, en su momento, rompió con el equilibrio que había en sobreoferta, que se descomprimió”.

Cuidar al productor

Consultado por la Resolución 170, dijo que “a pedido de las Asociaciones de productores es una medida para que esto se sostenga en el tiempo y que no volvamos a la sobreoferta de hoja verde, el problema que teníamos antes. Se generó teniendo en cuenta la cantidad de plantines que tenía como dato el Instituto que ya se habían vendido en los últimos años. Hay una gran cantidad de plantaciones de yerba mate y establece que cada productor que solicite al Instituto para plantar yerba mate esté inscripto”. De este modo, se podrán plantar 5 hectáreas por año, pudiendo reponer un 2% de esa producción.

“Esto no es frenar al progreso, como algunos sectores industriales plantean. Somos 9700 productores que vivimos de la yerba mate y queremos poder seguir trabajando el sector Agrícola, de manera ordenada y progresiva. Hemos notado que ha venido a producir a Misiones gente que tiene un poder adquisitivo muy grande y veía la posibilidad de hacer plata rápida; pero termina siendo la miseria de nuestro sector a futuro”, apuntó Jonas Petterson.

En ese marco, aseguró que “está garantizado el consumo interno de yerba mate. Hoy estamos consumiendo la yerba de hace muchos años; en los últimos 5 años se plantaron 60 millones de plantines, que tiene el INYM registrados. Estamos hablando de más de 25 mil hectáreas de yerba mate. Hoy la industria tiene un stock de 8 a 9 meses, la producción está garantizada”.

“Y toda esta historia de que importamos yerba para mantenernos es mentira; se está importando porque compran más barato en Brasil y en Paraguay, pero no tiene nada que ver con una falta de producción local”, desmintió.

Trending

Copyright © 2019 - ArgentinaYA.com.ar