Contactenos

Nacional

Vacunatorio VIP: renuncia Ginés González García

El ex funcionario publicó su carta de dimisión en Twitter, horas después de que Alberto Fernández pidiera su renuncia por el escándalo de ‘Vacunatorio VIP’. Carla Vizzotti queda a cargo del Ministerio de Salud.


El ex funcionario publicó su carta de dimisión a través de su cuenta de Twitter; pocas horas después de que el presidente instruyera a su jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, para pedirle la baja en el cargo por el ‘Vacunatorio VIP’. Ginés González García presentó su renuncia a raíz de la relevación de un periodista, quien afirmó haber recibido la vacuna gracias a su cercanía con el ministro de Salud.

“Por la presente, y respondiendo a su expreso pedido, le presento mi renuncia al cargo de ministro de Salud”, comienza la carta que González García le envió este viernes a Alberto Fernández. El mismo ministro fue quien publicó la misiva en su cuenta de Twitter. 

Vacunatorio VIP

La renuncia ocurre luego de que el viernes, el periodista Horacio Verbitsky le contara a la emisora de radio ‘El Destape‘ que el Ministerio de Salud le ofreció aplicarle la vacuna Sputnik V contra el Covid-19 directamente allí, en el edificio de esa cartera.

El periodista también dijo haberse enterado que se lo habían ofrecido al número dos del Grupo Clarín, José Antonio Aranda, algo desmentido por el diario ‘Clarín. El testimonio de Verbitsky, que a sus 79 años pertenece a uno de los grupos prioritarios, despertó indignación por la posibilidad de algunos de evitar pasar por los trámites requeridos para acceder a la vacuna.

“Llamé a mi viejo amigo Ginés González García, a quien conozco desde mucho antes de que fuera ministro, y me dijo que tenía que ir al Hospital Posadas. Cuando estaba por ir, recibí un mensaje de su secretario, que me dijo que iba a venir un equipo de vacunadores del Posadas al Ministerio, y que fuera al Ministerio a darme la vacuna”, aseguró Verbitsky en el programa radial. Por esto, al escándalo se le conoce como ‘vacunatorio VIP’. 

En su carta, González replicó que todas las personas vacunadas pertenecían a los “grupos incluidos dentro de la población objetivo de la campaña vigente”. Agregó que todo fue un mal entendido. “La confusión involuntaria de mi secretaría privada en la citación a las personas vacunadas en este Ministerio ocurrió estando yo en la provincia de Entre Ríos. Asumo de todas formas la responsabilidad por la equivocación”, señaló. 

https://twitter.com/msalnacion/status/1362531818847809542

Carla Vizzotti es la nueva ministra de Salud

La Casa Rosada confirmó que Carla Vizzotti asumirá el cargo de González García desde el sábado 20 de febrero, a las 17:00 (hora local). La funcionaria se reunió con Fernández en la Casa Rosada, luego de que el mandatario recibió la carta de renuncia de Ginés González. 

Carla Vizzotti es médica y especialista en el control de enfermedades inmunoprevenibles e infecciosas, en medicina interna, y en sistemas y seguridad social. Además, se formó junto al ahora exministro y ocupaba el cargo de secretaria de Acceso a la Salud, una suerte de virtual viceministra de la cartera sanitaria de la nación.

Todo ocurre cuando cientos de miles de adultos mayores –segundo grupo prioritario detrás del personal sanitario– intentan inscribirse en los listados de vacunación de la Ciudad de Buenos Aires. Mientras tanto, otros cientos de miles se encuentran a la espera de que les confirmen un turno de vacunación en la provincia de Buenos Aires, principal distrito del país. En la provincia algunos se inscribieron hace semanas para poder recibir la vacuna. Incluso, hay personal de salud que aún no fue inoculado.

A pesar de ello, varias personas como Verbitsky habrían sido priorizadas. Medios locales señalaron que se vacunaron en similares condiciones al menos al senador del oficialismo Jorge Taiana, de 70 años, y al diputado Eduardo Valdés, de 65 años y también oficialista. Estos dos legisladores iban a ser parte de la comitiva que acompañaría al presidente en su visita a México el 24 de febrero próximo, pero información publicada en la prensa argentina señala que ya no harán parte del viaje. 

Salto de lista

El Ministerio de Salud de la Nación había definido un orden de prioridad para inocular a la población: personal de salud (estimados en un total de 763.000 personas); adultos mayores de 70 años y quienes viven en establecimientos geriátricos; y luego, adultos mayores de 60 años (estos grupos suman unas 7.375.000 personas).

Posteriormente, irían miembros de las fuerzas armadas, fuerzas de seguridad (estos dos grupos suman unas 500.000 personas) y de servicios penitenciarios; adultos de 18 a 59 años con factores de riesgo (diabéticos, con obesidad grado 2 y 3, enfermedades cardiovasculares, renales o respiratorias crónicas, que son unas 5.653.000 personas); y personal de los niveles educativos inicial, primario y secundario (1.300.000 personas).

Finalmente, otras poblaciones estratégicas definidas por las jurisdicciones, habitantes de barrios populares, personas en situación de calle, que pertenezcan a pueblos originarios, presas y migrantes. Una modificación importante en las prioridades se dio de cara al inicio de las clases en algunos niveles educativos en la tercera semana de febrero de 2021; para adelantar la vacunación de personal de escuelas, docente y no docente.

No sería el primer ‘Vacunatorio VIP’

El escándalo conocido como el ‘vacunatorio vip’ no es el primero de este tipo en Argentina. En la Patagonia, días atrás, Federico Bodlovic, quien es el intendente de la localidad de Comandante Luis Piedrabuena en la provincia de Santa Cruz; su esposa; un chofer municipal y otras personas que no son consideradas prioritarias recibieron la vacuna. También a mediados de febrero se difundió el caso de jóvenes de 18 años que no pertenecían a ningún grupo de riesgo y a pesar de ello fueron inoculados en Chivilcoy, provincia de Buenos Aires.

En todo el mundo se discute si los altos funcionarios deben o no vacunarse de forma prioritaria, independientemente de si pertenecen a algún grupo de riesgo. Y en Argentina también hubo debate al respecto.

Por ejemplo, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, de 49 años, sí recibió la vacuna; mientras que el jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, de 55 años, no. Por su parte, el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández fueron inoculados. No obstante, se trató de un acto público que buscaba, entre otras cosas, elevar la confianza sobre la vacuna Sputnik V.

Sin embargo, el escándalo que explotó este viernes es diferente, pues involucra directamente al ministro de Salud y tuvo lugar dentro del propio Ministerio. Además, ocurrió a puerta cerrada.

Trending

Copyright © 2019 - ArgentinaYA.com.ar