Contactenos

Internacional

El tifón Haishen golpea Corea del Sur tras azotar Japón

El ciclón daña edificios, inunda carreteras y deja miles de viviendas sin electricidad en Corea del Sur tras castigar las islas en el sur de Japón, donde dejó un muerto, decenas de heridos y al menos cuatro desaparecidos.

“Haishen” pasaba sobre el mar ante la ciudad costera de Sokcho el lunes por la tarde, después de golpear las regiones orientales y sureñas de Corea del Sur, según la Administración Meteorológica de Corea. El tifón perdía fuerza y sus vientos máximos sostenidos alcanzaron los 108 kilómetros por hora tras llegar a 144 kilómetros por hora durante la mañana. Se espera que baje a tormenta tropical en cuestión de seis horas.

El ciclón azotó el suroeste de Japón durante el fin de semana con vientos y lluvia, donde una mujer septuagenaria murió por una lesión en la cabeza tras caer en una zanja durante la evacuación de una población costera.

Otras 38 personas resultaron heridas, cinco de ellas de gravedad, según la Agencia japonesa de Gestión de Incendios y Desastres. Escuelas y grandes almacenes cerraron en Hiroshima y otras ciudades del suroeste del país.

En Corea del Sur se destruyeron o inundaron más de 100 viviendas y los autos tenían problemas para circular por las calles inundadas en Ulsan y otras ciudades costeras, como Busan, Sokcho y Gangneung. Los trabajadores de emergencias trataban de retirar árboles derribados, así como los restos de señales de tráfico, edificios y otras estructuras que habían sufrido daños.

Una persona estaba desaparecida tras verse arrastrada por las aguas, que llenaron un canal de desagüe en una mina de caliza en la población costera Samcheok, en el este. Otra persona fue encontrada muerta en Busan, aunque las autoridades dijeron que en un primer momento no estaba claro si la muerte se debía al tifón.

Al menos cinco personas resultaron heridas, incluida una en Busan que sufrió heridas leves cuando el fuerte viento hizo volcar un auto, según el Ministerio del Interior y Seguridad.

La tormenta también destruyó o hundió unos 80 barcos pesqueros y provocó paradas automáticas en las turbinas de dos reactores nucleares en la ciudad suroriental de Gyeongju, aunque no se detectaron fugas de material radiactivo.

El ciclón daña edificios, inunda carreteras y deja miles de viviendas sin electricidad.

Cientos de vuelos con origen o destino en la provincia insular sureña de Jeju y en todo el territorio continental surcoreano fueron cancelados, según la Corporación Coreana de Aeropuertos. Algunos puentes y tramos ferroviarios se cerraron, miles de embarcaciones pesqueras y de otra clase fueron trasladadas a lugares seguros y más de mil 600 vecinos de las regiones continentales en el sur fueron evacuadas por el riesgo de aludes de tierra y otros peligros.

Para el lunes por la mañana se había restablecido el suministro eléctrico a 49.643 de los 75.237 hogares que se habían quedado sin luz.

“Haishen”, que significa “Dios del mar” en Chino, azotó Okinawa y otras islas del archipiélago japonés durante el fin de semana con aguaceros y un fuerte oleaje.

La Agencia de Manejo de Desastres e Incendios de Japón informó el lunes que al menos 20 personas resultaron heridas, dos de ellas de gravedad, en incidentes ocurridos en distintas prefecturas del sur del país.

Hasta la mañana del lunes alrededor de medio millón de residencias seguían sin servicio eléctrico. La televisora pública NHK señaló que cuatro personas estaban desaparecidas en Miyazaki.

Se esperaba que la tormenta llegase el lunes por la noche al nordeste de Corea del norte, que la semana pasada se vio afectado por el tifón “Maysak”, en un nuevo golpe a una economía ya lastrada por las sanciones impulsadas por Estados Unidos, cierres de fronteras derivados de la pandemia del coronavirus y desabastecimiento crónico de alimentos.

Previo paso por Japón

En la región de Miyazaki, tres hombres y una mujer fueron declarados desaparecidos tras un corrimiento de tierras que arrastró las casas hasta un río, según la prefectura. Cuarenta efectivos de las fuerzas especiales de la policía fueron desplegados en el lugar.

A las 12H00 (03H00 GMT), el tifón afectaba principalmente a la mitad este de Corea del Sur y debía alcanzar Corea del Norte en la madrugada del martes, según la agencia meteorológica surcoreana.

Previamente, el tifón había pasado por Kyushu, la gran isla del suroeste de Japón. El portavoz del gobierno nipón, Yoshihide Suga, indicó el lunes que se habían registrado dos muertos, pero no aportó detalles al respecto.

“Haishen” azotó el suroeste de Japón durante el fin de semana con vientos y lluvia.
Corrimiento de tierras

En la región de Nagasaki, donde soplaron vientos con rachas de hasta 212 km/h, cuatro personas resultaron heridas cuando reventaron las ventanas del centro de evacuación en el que se habían refugiado, indicaron los bomberos locales.

Más de medio de hogares se quedaron sin electricidad el lunes por la mañana, según la compañía Kyushu Electric Power, lo que hizo temer que se produjeran golpes de calor a falta de climatización en las viviendas, y las redes de telecomunicaciones de la región estaban perturbadas, según Suga.

Hoteles completos

La llegada del tifón había colocado a la isla de Kyushu en estado de alerta este fin de semana, donde se pidió a los más de 7 millones de personas que abandonaran sus casas y se refugiaran, aunque esta consigna no era obligatoria.

Las autoridades también aconsejaron evitar sobrecargar los centros de evacuación a causa del coronavirus, por lo que muchos habitantes optaron por pasar la noche en hoteles. “Es un gran edificio para nuestra región. Así que creo que nuestros clientes eligieron venir aquí para sentirse seguros”, declaró Takayuki Shinmura, un recepcionista del hotel Polaris, en el sur de Kyushu, que tiene 73 habitaciones.

El tráfico aéreo y ferroviario de la región, que se vio fuertemente perturbado el domingo, debía reanudar su ritmo normal el lunes.

Haishen es el segundo ciclón tropical importante que azota el archipiélago nipón y la península coreana en solo unos días, después del paso de Maysak, la semana pasada.

Maysak causó importantes daños en Corea del Norte, cuyo líder, Kim Jong Un, ordenó a 12.000 miembros de su partido que ayudaran a dos provincias rurales especialmente devastadas, según informó el domingo la agencia oficial KCNA.

El ciclón también provocó el naufragio del carguero “Gulf Livestock 1”, la semana pasada, en el mar de China oriental. Por el momento, los guardacostas japoneses hallaron dos supervivientes y una víctima mortal, pero todavía hay 40 tripulantes desaparecidos.

Su búsqueda tuvo que suspenderse ante la llegada del tifón Haishen, por lo que no había muchas esperanzas de encontrar a más supervivientes. “Evaluamos la situación para ver cuándo podremos retomar las operaciones”, declaró un portavoz de los guardacostas japoneses.

Fuente: AFP / El Informador Mx.

Continue Reading

Trending

Copyright © 2019 - ArgentinaYA.com.ar