Contactenos

Internacional

La deforestación del Amazonas no cesa

Entre enero y julio, la deforestación del bosque aumentó un 7,8% frente al año anterior, a 5.108 kilómetros cuadrados.


Durante el mes de julio, la deforestación en la selva del Amazonas en Brasil cayó un 10% con respecto al año anterior. Tras cuatro aumentos mensuales consecutivos, datos preliminares mostraron una leve bajante; pero la destrucción sigue siendo mucho mayor que antes de que el presidente Jair Bolsonaro asumiera el cargo en enero de 2019.

La superficie del bosque talado al mes de julio ascendió a 1.498 kilómetros cuadrados; casi el doble del tamaño de la ciudad de Nueva York, según el Instituto Nacional Investigaciones Espaciales (INPE). Entre enero y julio, la deforestación en el Amazonas aumentó un 7,8% frente al año anterior, a 5.108 kilómetros cuadrados.

El año pasado, la deforestación tocó un máximo de 12 años bajo el mandato de Bolsonaro, un presidente que ha debilitado la aplicación de la ley ambiental. También ha pedido que haya minería y agricultura comercial en áreas protegidas de la selva tropical. Esto se suma al devastador informe sobre el clima que publicó un grupo de expertos de la ONU esta semana.

En junio, Bolsonaro volvió a enviar al ejército para proteger el bosque; repitiendo una estrategia intermitente que no ha logrado reducir la destrucción a los niveles nunca antes vistos. La oficina presidencial no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre los últimos datos de deforestación, informó Reuters.

La deforestación disminuyó un dígito

En un año, los datos preliminares muestran una disminución del 4,6% en la deforestación. Los científicos dicen que una disminución en los números preliminares generalmente significa que habrá un descenso en la medida final más precisa, conocida como Prodes.

Al respecto, el vicepresidente Hamilton Mourao, que lidera la política del gobierno sobre la Amazonia, explicó la semana pasada que las cifras ahora van en la dirección correcta.

“El ciclo terminó el 31 de julio (…) creo que estará en el rango de 4% a 5%; una reducción muy pequeña, muy inadecuada, pero va por buen camino”, dijo Mourao a la prensa. No obstante, los investigadores dicen que la destrucción sigue siendo mucho mayor que antes de que Bolsonaro asumiera el cargo y una disminución de un solo dígito hace poco por cambiar el vasto impacto ambiental.

Ane Alencar, directora científica del Instituto de Investigaciones Ambientales de la Amazonia (IPAM), advirtió que “es demasiado pronto para celebrar la reducción en la tasa de deforestación este año”. “Será bastante difícil para el gobierno cambiar su imagen con una reducción tan pequeña”, agregó.

Trending

Copyright © 2019 - ArgentinaYA.com.ar