Contactenos

Curiosidades

5 estrategias para crear hábitos digitales mejores para tu salud mental

Cuando de las redes sociales se trata, sabemos que son un arma de doble filo. ¿Porqué?


Por lo siguiente: nos encantan, las odiamos y no podemos dejar de usarlas.
Las autoras de Mixed Feelings, Sarah Raphael y Naomi Shimada hablaron en una entrevista para Vogue España y comentaron cinco maneras de escapar de la “burbuja digital” y gestionar nuestra salud mental mientras seguimos revisando Instagram, subiendo stories y actualizándo.

Existen muchas compañías digitales están examinando más de cerca los efectos negativos para nuestra salud mental y autoestima del comportamiento online.
Desde que se introdujo el botón de ‘like’ en Vimeo allá por el 2005 y con Facebook impulsando su uso común desde 2009, los informes han mostrado que los niños adolescentes ahora asocian su autoestima con el número de ‘likes’ que consiguen en un post.

La escritora y editora Sarah Raphael y la modelo, escritora y activista Naomi Shimada decidieron ponerse manos a la obra con este tema. El 19 de septiembre publicaron Mixed Feelings: Exploring the Emotional Impact of our Digital Habits, escritos por expertas digitales internacionales, creativas, activistas y doctoras del Sistema Nacional de Salud que tienen una cosa en común en lo que a las redes sociales se refiere: las aman, las odian, y no pueden alejarse de ellas.


Raphael y Shimada cuentan entonces cinco maneras de escapar de la burbuja digital y reconfigurar algunos hábitos online que no nos ayudan, sin dar la espalda a las redes sociales, que son un medio de información instantánea indispensable para la actualidad.

1- Juzga y serás juzgada
El nacimiento de la cultura influencer en 2014 intensificó el acto de juicio valorativo al establecer una jerarquía entre los insta-famosos y el resto de usuarios. ¿Cuántas veces hemos juzgado internamente a alguien como superficial o privilegiado basándonos en el contenido online que postean?. Tolle dice que cada vez que nos sentimos superiores o inferiores, se trata de nuestro ego. Tómate un momento para reflexionar y pensar en qué es lo que provoca tus reacciones mientras te desplazas hacia abajo con el pulgar.

2- Ese no es tu aspecto en realidad
Según un nuevo estudio realizado por cirujanos plásticos, una fotografía tomada con tu propio brazo puede hacer que tu nariz parezca hasta un 29% más grande. Mientras tanto, las herramientas de fotoedición como Facetune, la aplicación de pago más popular de Apple en 2017, ofrece a sus usuarios la oportunidad de estrechar su nariz. Tus selfies (y las de otras con las que posiblemente te estés comparando) son más o menos tan representativas como un espejo distorsionado. Toma conciencia de cómo te hace sentir en realidad el acto de hacerte una selfie. Si se siente como una herramienta positiva para documentar tu experiencia y expresarte, entonces seguí. Pero si las selfies exacerban tus ansiedades y te crean nuevas, recuerda: no tienes por qué hacértelas!

3- Viaja de manera consciente
Instagram ha transformado la manera en la que viajamos, desde encontrar playas libres de turistas hasta hoteles que pasan desapercibidos. “Mucha gente se mueve mucho por el ego; quieren retratar que están viviendo una vida perfecta”, contó el fotógrafo Trey Ratcliff a National Geographic. Viajar de manera más consciente resulta clave. Párate para reflexionar sobre la ética tras tu marco y sobre cómo estás retratando el lugar y a las personas que aparecen en la foto. Esto también puede ayudarte a mantenerte presente y a disminuir la presión por competir con otros online. Pregúntate: “Si no pudiese tomar una fotografía, ¿seguiría queriendo estar aquí?”— si la respuesta es no, replantéate tu viaje.

4- Tus intereses románticos no estarán a la altura de sus perfiles de citas, y tú tampoco
Existen muchas posibilidades de que, si has usado una app de citas, hayas buscado a tu ‘match’ en las redes sociales ya fuese antes o después de la cita. Cuando empezamos una relación a través de la comunicación digital, recuerda: Lo que ves en los perfiles de las redes sociales es, en el mejor de los casos, una media verdad. La otra mitad es la persona con la que tendrás una relación.

5- Los efectos positivos en la salud mental son algo de lo que no se habla y que no se valora lo suficiente
Muchos artículos se han centrado en los efectos negativos que tiene Instagram en el descanso, la ansiedad, depresión y bienestar físico, en especial considerando los hashtags peligrosos que se utilizan para promocionar la autolesión. No obstante, hay muchas comunidades en Instagram que promueven la recuperación, la autoestima y un bienestar mental positivo. Llena tu feed con este tipo de cuentas: transformarán tu experiencia.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Trending

Copyright © 2019 - ArgentinaYA.com.ar